Podría comenzar este artículo hablando de lo conscientes que somos en cuanto al impacto ambiental y la necesidad de acercarnos a un mundo más sostenible…

Pero no lo voy a hacer.

Porque la mayoría de las personas que deciden reciclar o transformar sus joyas en otras nuevas, es porque se les han quedado anticuadas, han perdido alguna pieza o se les han roto.

A mí personalmente, me parece una opción maravillosa porque, como joyero artesano, es una oportunidad creativa de dar una nueva vida a piezas con un enorme valor sentimental.

 

El gran debate: ¿Es realmente el oro reciclado una opción ética?

Aunque se quiera pintar de esta forma, el oro reciclado no ha surgido como una alternativa ética de la conciencia ambiental de la industria de la joyería.

Ojalá fuese así, pero no.

El oro se recicla porque es uno de los metales más maleables, pero especialmente por su elevado valor en el mercado (hasta el punto de que solo se desaprovecha el 2% de todo el extraído). Y por esto mismo las extracciones continuarán, casi con total seguridad, con independencia de la cantidad que se llegue a reciclar.

Pero a nivel sentimental y personal, sí importa lo que hacemos con nuestras joyas.

Por ejemplo, si heredamos los pendientes de nuestra abuela, por muy anticuados que sean, es muy probable que prefiramos transformarlos en unos más actuales, o un anillo, antes que dejarlos abandonados en el joyero o empeñarlos… ¿verdad?

 

4 buenas razones para encargar tus joyas con oro reciclado

Como para nosotros sí tiene sentido pensar en el reciclaje como forma de minimizar el impacto en el planeta, te voy a dar 4 motivos por los que transformar tus viejas joyas en unas nuevas únicas y a tu verdadera medida.

 

Qué hacer con tus joyas familiares, anticuadas y rotas

Si tienes joyas familiares que ya no usas, piezas anticuadas que han perdido su atractivo o joyas rotas que ya no se pueden reparar, en lugar de dejarlas olvidadas en un cajón, considera darles una nueva vida.

¿Cómo?

Reutilizando las piedras preciosas y el metal de tus piezas antiguas para crear unas nuevas y modernas que se adapten a tu estilo.

O transformándolas por completo con una remodelación. Esto implica cambiar el diseño, la forma o incluso el color de metal para crear una pieza totalmente nueva y diferente a las demás.

De esta forma, además de reducir el impacto ambiental, apoyas a la economía circular.

 

Dudas frecuentes sobre el reciclado de joyas de oro

Cuando un cliente me contacta para interesarse por el reciclado de joyas, hay tres preguntas que surgen de forma frecuente. Por si te ayuda, te doy las respuestas

  1. Se puede modificar el color (la aleación) del oro. Pero es verdad que en este proceso suele haber pequeñas pérdidas de metal que se produce en el afinamiento.
  2. Las piedras preciosas de las joyas pueden recuperarse e incluirse en el diseño nuevo pero, aunque no es habitual que se rompan, hay riesgos porque no sabemos el estado en el que se encuentran
  3. A la hora de fundir el oro, no pueden mezclarse piezas de diferente color. EL oro puede ser amarillo, blanco o rosa. Si quieres conseguir una pieza de oro blanco, deberemos fundir varias del mismo color.

 

Después de todo esto, ¿te apetece reciclar tus joyas?

Si quieres transformar las joyas de oro que ya no utilizas para que luzcan a tu gusto y personalidad, me encantaría escuchar tu historia y diseñar una pieza a tu medida.

Ponte en contacto conmigo a través de email o WhatsApp.