En otro artículo te he mostrado cómo hacemos unos pendientes de plata a mano, y alguna que otra curiosidad acerca de los nombres que pongo a mis joyas.

Hoy quiero mostrarte cómo realizo, también en mi taller y de forma artesanal, dos piezas muy diferentes:

  • Un anillo de plata con un motivo principal de fluorita.
  • Un anillo de oro blanco con diamantes.

Aunque, como digo, son piezas muy diferentes, varias partes del proceso son comunes a todos los anillos, entre ellas:

  • El fundido del metal para hacer el hilo con el que se trabajará
  • El estirado de la plata y oro, en cada caso, para modelar el hilo que hemos fundido
  • La creación del brazo del anillo (el aro que se adaptará al dedo)
  • Y el posterior lijado y pulido en cada uno de los anillos

Pero como son creatividades distintas, también es necesario realizar procesos adaptados a cada una de ellas. Comienzo explicando el proceso del anillo de plata con mineral (en este caso, fluorita).

Así se creamos un anillo de plata con fluorita

El diseño del anillo comienza con un boceto

En el caso de este anillo de plata Agurtzane, la pieza de fluorita marca la creación desde el inicio. Porque, además de que toma gran parte del protagonismo, es necesario proporcionar equilibrio a la pieza.

Por eso es necesario hacer un boceto «como los de antes», a lápiz y mano alzada, para anticipar el diseño final y valorar detalles importantes.

Más abajo te dejo un vídeo donde puedes ver el paso a paso al completo. Ahora te anticipo el resultado final de este proceso hecho a mano y con tanto mimo.

 

Preparación del encastre donde encajará la fluorita

Una vez hemos elaborado el boceto a lápiz, el primer paso con material es el fundido de la plata con el que creamos el hilo que posteriormente modelamos para crear el encastre sobre el que se colocará la fluorita.

Para esto, es necesario cortar y fundir el modelado. Luego limarlo y, cuando la base está lista, se sueldan las patas de la garra y se repasan antes de pasar al siguiente paso:

 

Creación del brazo del anillo y unión con la garra

Llamamos «brazo del anillo» al aro que se adapta al dedo. Este proceso es común a todos los anillos, en mayor o menor medida, en función de la creatividad de cada uno: pueden ser abiertos, cerrados, con forma ondulada…

Una vez que se consigue, se suelda a la garra y se vuelve a lijar y pulir el conjunto.

Te lo muestro en un vídeo corto.

Engastado y repasado de la pieza, antes de la entrega

Como se puede ver en el vídeo, antes de realizar el engastado, se limpia la pieza al completo para eliminar cualquier tipo de residuo.

En el proceso de engastado se empujan las agarras con pinzas hasta que la piedra (en este caso fluorita) se ajusta por completo al metal. Cuando se consigue el ajuste, se repasan de nuevo las garras y después, es necesario volver a limpiar el anillo al completo.

 

Pasamos ahora al segundo caso:

Creación de un anillo de oro blanco y diamantes

En este caso mostraré cómo realizamos un anillo de oro blanco y diamantes utilizando técnicas de reciclado de piezas antiguas u obsoletas.

Y también en este caso, por el diseño elegido por la clienta, para comenzar el anillo no fue necesario realizar un boceto previo, ya que pude la experiencia de maestro artesano me permitió dejarme fluir con el trabajo conforme trabajaba el material.

Para no repetir los pasos que son comunes (podrás ver el paso a paso completo en el vídeo que dejo más abajo), te diré que el comienzo es el mismo que he comentado en el caso anterior:

  1. Se funde el oro (en este caso) para obtener el hilo con el que trabajaremos
  2. Se estira el oro a mano para modelar el hilo que se ha fundido previamente
  3. Y directamente se procede a crear el brazo del anillo (esta vez no necesitamos encastrar una piedra)

 

Realización de los surcos para los diamantes

Una vez que está listo el brazo del anillo, con herramientas específicas para el rayado del oro, se realizan los surcos en los que se colocarán los diamantes. Uno a uno. Para luego ajustarlos, volver a pulir el anillo al completo y, finalmente, limpiarlo antes de presentarlo.

Puedes ver el proceso al completo en este vídeo de apenas 7 minutos. Podrás ver la precisión que se requiere y lo que dificulta el proceso el pequeño tamaño de las piezas.

 

Has visto que en el taller de Iñaki Torres, el proceso de elaboración artesanal de anillos es una interesante travesía que combina creatividad, maestría y dedicación. Y que cada pieza es única e irrepetible de la misma forma, y a la vez, la expresión más auténtica de lo que el cliente transmite al maestro artesano.

Te invito a conocer más sobre mí y mi pasión por la joyería artesanal aquí.

×